Siempre que llego a un garaje que no conozco, lo primero que intento hacer es darme una vuelta y ver qué posibles joyas hay guardadas, y siempre hay alguna, bien sea por lo bien conservados que están algunos clásicos o por el valor sentimental que tienen para sus afortunados dueños.

En este apartado voy incluyendo aquellos que voy encontrando y que me parecen candidatos a compartir por su estado o su rareza.

 

Espero que os guste, y os animo a enviarme por email los que vayáis encontrando.