GAZ_7a901b850690419c933587db77091d26

 

El F40 consiguió exactamente lo que se esperaba de él: restaurar  la reputación de Ferrari como fabricante de los deportivos más deseados del mundo. Los ferraris se habían hecho coches cada vez más pesados y menos hard-edge, pero el F40 consiguió cambiar las cosas.

Tras deslizarte como un contorsionista en el habitáculo del F40 no te quedará la menor duda de que estás en el más moderno de los «road racer». El pesado embrague muerde con suavidad y la dirección, incluso a vuelta de rueda, también es suave. Diseñado para tomar las curvas a velocidades de tres dígitos, su dura suspensión hace que te sientas como en una batidora si conduces por la ciudad, pero pisa el acelerador y experimentarás el puro vértigo de su aceleración. Su potencia es realmente explosiva, de una ferocidad que no puede soñar ningún otro coche diseñado para la carretera. Tendrás que recalibrar seriamente tus sentidos para ajustarlos a la brutal performance de este Ferrari.

Bajo la piel, el chasis es un spaceframe de acero tubular al que se fijan el motor y los demás componentes mecánicos. Todo esto se efuerza fijando  paneles de material compuesto, integrado por fibra de carbono entretejida y Kevlar o Nomex, y fijados en el lugar correspondiente, lo que confiere al vehículo una increíble dureza y liviandad al mismo tiempo. Cada puerta pesa menos de 1,58 Kg. El motor V8 de aleación está montado en la parte central, lo que supone una buena distribución del peso. El motor del F40, hecho a mano por lo artesanos de Ferrari, tiene cuatro árboles de levas y cuatro válvulas por cilindro. Las válvulas de escape están rellenas de sodio para facilitar la dispersión del calor. Hay tres bombas de aceite, dos para el motor y una para el transaxle. Cada motor se somete a prueba antes de ser instalado en un coche.

1990-Ferrari-F40-4

 

Ferrari desarrollço una versión de carreras para el F40, denominado F40 LM. Es más avanzado y potente con 630 Cv, y debutó en la serie IMSA, en Laguna Seca, en octubre de 1990, quedando en un respetable tercer puesto con Jean Alesi al volante.

En 1992, después de haber fabricado 1.315 unidades, cesa la producción en la factoría Maranello.

Fue diseñado para ser el coche más veloz que se pudiera conducir en las carreteras europeas. Era el Ferrari de calle más excitante que se había fabricado en veinte años, que no se pudo comprar ni una sola unidad en Estados Unidos para utilizarla en carretera. Tiene unos bajos muy planos, un morro de línea cuidadosamente estudiada y tomas de aire colocadas estratégicamente para lograr un lift cero en la parte delantera y una gran fuerza descendente en la trasera. Los neumáticos P-Zero ZR de Pirelli, fueron diseñados expresamente para el F40.

Gran Turismo 5

El alerón trasero es una sección en forma de ala de avión invertida. Sirve para crear fuerza descendente. Los dos turbos utilizan los gases de escape para accionarse. El aire atraviesa un interrefrigerador antes de penetrar en el motor. Cuanto más denso es el aire, mayor es la potencia. Cuenta con triple tubo de escape, uno para cada banco de cilindros y un tercero para la descarga de los turbos. Tiene 2 tanques de combustible de 113 litros de capacidad. Un sistema de inyección Marelli-Weber alimenta el motor.

 

 CARACTERÍSTICAS

 

  • Tipo motor: V8 A 90º. Bloque y culata de aleación ligera, 2.936 c.c. Tiene 2 turbos IHI
  • Potencia máxima: 478 Cv  a 7.000 rpm.
  • Transmisión: 3 velocidades y traseje montado en la parte trasera.
  • Producción total : 1.315 unidades
  • Longitud: 4,36 m
  • Anchura: 1,97  m.
  • Altura: 1,13 m
  • Batalla: 2,45 m
  • Peso: hasta 1.100 Kg

1990-ferrari-f40--image-courtesy-ebay_100386456_l